Garnacha Blanca

Garnacha Blanca

Variedad típica del nordeste peninsular con la que se elaboran vinos blancos aromáticos y con una baja acidez.

Variedad de uva blanca originaria del nordeste de la península Ibérica, donde también se cultiva en el sur de Francia. Esta variedad mantiene las características ampelográficas y enológicas de la Garnacha Tinta. Se adapta bien a climas cálidos y secos.

Es una cepa de producción media y brotación algo tardía, por lo que no se ve afectada por heladas de primavera. Tiene una buena fertilidad, vigor y es medio sensible al corrimiento y al oídio. La baya tiene un ciclo de maduración medio.

La cepa presenta un pámpano de porte erguido. Los racimos son de tamaño medio a pequeño y compacidad mediana. Las bayas son esféricas algo alargadas, de tamaño medio a pequeño y de color amarillento ambarino, con un hollejo fino. El mosto tiene un elevado contenido en azúcar y es de mediana a baja acidez.

Los vinos de la variedad Garnacha Blanca pueden llegar a mostrar un color amarillo dorado, son de acidez media alta y sensibles a la oxidación. El vino con Garnacha Blanca es interesante en coupages con otras variedades para conseguir una mayor acidez.

El vino monovarietal de Garnacha Blanca marida con pasta, pescado blanco, marisco, arroces y quesos tiernos de leche de vaca.

La Garnacha Blanca es una variedad recomendada en las comunidades autónomas de Aragón y Cataluña, donde se conoce por Garnatxa Blanca o Lladoner Blanc, y autorizada en Navarra, País Vasco y La Rioja.

Elementos 1 a 30 de un total de 61

por página

Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3

Elementos 1 a 30 de un total de 61

por página

Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3