Garnacha Gris

Garnacha Gris

Típica del Priorat, esta Garnacha Gris otorga grandes matices a los vinos en los que interviene.

Variedad de uva tinta propia de la Comunidad de Catalunya donde también se la conoce por Garnacha Peluda, Lledoner Gris o Lledoner Pelut. Posiblemente su origen es la mutación de la variedad Garnacha Tinta, y el apelativo “Gris” se debe a la fina vellosidad que presenta el hollejo dándole al tono oscuro de la epidermis una pátina más blanquecina. También se cultiva en Aragón y en La Rioja, aunque en general no es una variedad muy común.
Un entorno mediterráneo de suelo pobre, pizarroso y árido, como el de la comarca del Priorat, ha sido el hábitat perfecto para la Garnacha Gris, obteniendo magníficos resultados vinícolas, donde en otras regiones presentaba altos contenidos de taninos vegetales.
Es una cepa que no se ve afectada por heladas tardías debido a su retardado ciclo vegetativo. Tiene una buena fertilidad, pero es sensible al corrimiento. De maduración tardía, entrado el octubre, por ello es susceptible a la botrytis en un escenario de precipitaciones otoñales.
La cepa presenta un pámpano de porte erguido. El tamaño del racimo es mediano, compacto y con hombros sueltos. Las bayas esféricas y de tamaño mediano-pequeño, son de color azulado negruzco y piel gruesa.
Los vinos de Garnacha Gris dan una buena graduación alcohólica.
Es habitual que esta uva Garnacha Gris se utilice en coupage para conseguir una mayor intensidad de color y dar más frutosidad al vino. Interviene en el coupage de vinos blancos y vinos rosados. 
Hoy, destacados vinos españoles elaborados con Garnacha Gris se elaboran en las DO’s catalanas del Priorat, Montsant y Empordà.




8 artículo(s)

8 artículo(s)