Treixadura

Treixadura

Autóctona de Galicia, es una variedad cada día más presente en los vinos gallegos. De gran elegancia y aromática.

La Treixadura es una variedad de uva blanca autóctona de Galicia. Es una cepa predominante en las DO Ribeiro y presente en el resto de denominaciones gallegas. Se cultiva en suelos
frescos y drenados, de composición granítica. Es una variedad de brotación y maduración tardía, por ello conviene un cultivo bien orientado en valles y laderas , y preferentemente en terrenos cálidos. Es una cepa vigorosa, de fertilidad media y da considerables producciones de un alto potencial cualitativo. No es resistente a la sequia y no es muy sensible ni oídio ni al mildiu, y si lo es a la Botrytis cinerea.

La cepa presenta un pámpano de porte erguido. Los racimos son de tamaño grande, compactos y de forma piramidal. Las bayas son elípticas, de tamaño mediano y de color verdoso.
Tienen un hollejo grueso.

Los vinos blancos de la variedad Treixadura son aromáticos, finos y elegantes. En nariz son frutales y florales, con notas balsámicas. El buen contenido alcohólico equilibra la acidez, por lo que resultan frescos, untuosos y sabrosos. Los vinos con un alto porcentaje de Treixadura evolucionan positivamente por lo menos hasta dos años después de la vendimia.

Tradicionalmente con esta variedad se elaboraban vinos dulce con uvas pasificadas bajo cubierta durante varios meses, son los vinos denominados “tostados”. Otras denominaciones para la variedad Treixadura son: Trajadura, Trincadeira, Trincadete, Verdelho Rubio, Verdelho Louro.

15 artículo(s)

15 artículo(s)