Somontano

Somontano

Gracias a un trabajo constante, los vinos de la DO Somontano hoy están reconocidos internacionalmente.

La Denominación de Origen Somontano, que significa “a pie de monte”, está situada en el corazón de la provincia de Huesca entre las estribaciones pirenaicas y la cuenca norte del río Ebro. Sus viñedos ocupan prácticamente la totalidad de la comarca aragonesa del mismo nombre. La  localidad de Barbastro es la más importante y se halla a 80 km de la frontera francesa. La región obtuvo la nominación en el año 1984.

La actividad vitivinícola se consolidó con el asentamiento romano y adquirió gran relevancia durante la Edad Media gracias a las órdenes monásticas. A finales de la década de los 80 del s. XX, se introdujeron las variedades Chardonnay y Cabernet Sauvignon. Este hecho propició la protección y recuperación, con éxito de resultados, de variedades autóctonas como la tinta Parraleta.

La zona de producción se distribuye en tres enclaves claramente diferenciados: la Sierra, el Somontano y las Llanuras. Las viñedos se hallan entre los 350m y los 650m de altitud distribuidos en paisajes escalonados, entre terrenos abruptos y de exuberante vegetación. Por valles que recorren la región en dirección norte sur, llegando al río Ebro.

Los suelos de Somontano están formados por arenisca y arcilla de un rojo brillante, por depósitos aluviales y abundante piedra caliza, ideal para el viñedo. Son suelos fértiles, permeables y sanos.

La región tiene un clima continental moderado debido a la pared pirenaica que la protege de los vientos del norte. Pero por su latitud y altitud padece rigurosas temperaturas durante los meses extremos de invierno y estío, alcanzando los -10ºC y elevadas temperaturas en verano. Son habituales las heladas y la sequía. Las diferencias térmicas son muy acusadas entre los días y las noches durante la estación de verano, lo que aporta excelencia a la maduración de la uva.

Los vinos tintos de la DO Somontano por su intenso color, buena acidez y alta carga tánica son aptos para largas crianza.

Los vinos blancos de Somontano son frescos, con cuerpo y de color pálido. Los rosados son afrutados, frescos y suaves.

Las bodegas de Somontano han sabido conjugar perfectamente las variedades de uva autóctonas con las nuevas incorporaciones y han apostado, también, por modernas instalaciones.
De este modo han conseguido competir con las clásicas denominaciones de origen españolas. 

Las variedades de uva aceptadas son:

Variedades de uva tinta: Cabernet Sauvignon, Merlot, Tempranillo, Syrah, Garnacha Tinta, Moristel, Parraleta y Pinot Noir.

Variedades de uva blanca: Chardonnay, Gewürztraminer, Macabeo, Sauvignon Blanc, Garnacha Blanca, Riesling y Alcañon.

 





25 artículo(s)

25 artículo(s)